El trabajo ocupa la mayor parte de nuestro tiempo, en él pasamos largas horas entre semana y en muchos casos hasta los fines de semana. Por ello, conviene ser conscientes de la importancia de sentirse bien en la oficina y de tener una buena relación con tus compañeros/as, ya que al fin y al cabo son las personas con las que más tiempo pasas semana tras semana. En Comunidad Schindler queremos ayudarte a conseguir esto, si es que todavía no lo has hecho, o al menos a que lo intentes con estos consejos para sentirte a gusto en la oficina.

A continuación te contamos una serie de consejos para lograr este propósito que seguro mejorará tu calidad de vida laboral.

Empieza el día con energía

Regálate un buen desayuno al empezar el día en la oficina, mientras te informas de todo lo que tienes que hacer durante el día. Esto te vendrá bien para comenzar la jornada laboral disfrutando con la comida más importante del día y te dará energía para lo que te espera. Aunque no lo creas, esto se convertirá en un aliciente para llegar a tu puesto de trabajo.

Acomoda tu espacio

Tu mesa de trabajo es el lugar en el que te sientas cada día durante horas y horas y, por ello, esta zona debe ser lo más agradable posible y cómoda para que realices tu labor de la mejor forma posible y con todas las facilidades. No se trata de decorar tu escritorio de arriba abajo, sino de convertirlo en un lugar apetecible para trabajar, según tus gustos y necesidades.

Tus compañeros no son tus amigos, pero tampoco tus enemigos

A lo largo de tu trayectoria profesional te encontrarás con gente más o menos afín a ti, sin embargo, es mejor para tu salud mental que te esfuerces por tener una buena relación incluso con las personas más complicadas. Por supuesto, con lo que ya tengas un buen trato, está bien que fomentes alguna salid juntos como un afterwork para conoceros mejor en un ambiente más distendido. Todo ello, tendrá efectos muy positivos mientras estéis dentro de la oficina.

Tómate una pausa

Obviamente no te estamos aconsejando que bajes tu ritmo de trabajo o que dejes tareas sin hacer, simplemente que te tomes un descanso de entre 5 y 10 minutos aproximadamente cada dos horas para lo que quieras: estirarte, dar un pequeño paseo, o  leer algo, mejor en papel, que te haga evadirte durante ese breve periodo de tiempo. Varios estudios han asegurado que hacerlo es bueno para la salud y el bienestar personal ya que te permite alejarte de la pantalla del ordenador y de las luces fuertes de oficina que a veces pueden llegar a saturarnos. Ya verás que te ayudará a continuar tu trabajo con mayor motivación y felicidad.