No son deportes de grandes estadios, asistencia masiva y práctica común, sin embargo los deportes de hielo son siempre atractivos para el público. Solo hay que fijarse cada año en los Juegos Olímpicos de Invierno, donde quedamos hipnotizados delante de la tele viendo ese deporte raro donde barren el hielo y a otros tirándose por un tobogán congelado encima de un trineo. Al igual que hicimos con los deportes de playa, aquí te mostramos algunas de las modalidades deportivas de hielo:

Curling:

Este deporte puede tener cierto parecido, a nivel de objetivos, con la clásica petanca tan arraigada en España. Se trata de dejar una piedra de granito deslizada a través de una pista de hielo, lo más cerca posible de una diana que está plasmada sobre la superficie. Para facilitar el camino de la piedra, los otros miembros del provistos de cepillos, la acompañan barriendo el hielo para favorecer y frenar su avance o también para variar su dirección, pero siempre sin tocar la piedra. Se practica sobre todo en Canadá, y en el norte de EEUU y Europa

Bobsleigh:

Se trata de un deporte de invierno que consiste en el desplazamiento a gran velocidad (135 Km/h) sobre un trineo donde viajan de dos a cuatro personas. La pista de competición es un largo tobogán de que permite que el trineo se deslice sin obstáculos y pueda moverse a antojo de la inercia y de los pilotos sin que este se salga del camino. Los hombres disputan dos pruebas: bobs a 2, y bobs a 4, mientras las mujeres compiten en bobs a 2. Los trineos con forma de bala se deslizan por la pista de hielo que está en continuo desde la salida hasta la meta.

Skeleton:

Se trata de una disciplina muy parecida al bobsleigh con la diferencia de que en skeleton solo hay un piloto y en lugar de ir sentado en un trineo se tumba boca abajo sobre una plancha deslizante. El skeleton es la más antigua de las tres categorías de deportes de hielo en descenso (bobsleigh, skeleton y luge). El piloto debe usar un calzado especial para correr sobre la pista de hielo e intentar conseguir el mayor arranque que le posibilite bajar a una velocidad superior a la de sus competidores. No existe ningún tipo de volante o timón para afrontar las curvas. Conlleva más riesgos pero es más extremo que ninguno.