El café, una de las más bebidas más consumidas en el mundo, es el segundo producto más comercializado en el mundo, solo por detrás del petróleo. Además, existen numerosos tipos de café con muchos beneficios para nuestra salud diferentes.

Se dice que la planta es originaria de África y existen dos tipos: arábica (cultivada en el continente africano) y robusta (se cultiva sobre todo en América).

Estos son los tipos de café más populares y que podéis encontrar en cualquier parte del mundo.

Café Espresso

De origen italiano, se caracteriza por su sabor fuerte y su color negro intenso. Se obtiene al pasar agua a alta presión a través del café, mediante una cafetera.

El café debe ser molido de forma muy fina para que el agua coja todo el sabor. Existen varios tipos de café espresso: simple, doble, corto o “ristretto” y largo. La diferencia entre es la cantidad de café por mililitros de agua procesados en diferentes tiempos en la cafetera.

Café Capuccino

Comenzó a popularizarse en Italia a mediados de los 90 y hoy es uno de los más consumidos en el mundo.

El café capuccino se prepara con 25 ml de café espresso y 125 ml de leche montada con vapor para crear la espuma. La clave para conseguir un buen café capuchino es la temperatura de la leche, que no debe pasar de los 70ºC. Es muy frecuente espolvorear cacao, canela o ralladura de chocolate por encima de la espuma, que lo hace todavía más apetecible.

Si lo que deseas es hacer tu propio café capuchino en casa, puedes conseguir tu cafetera NESCAFÉ Dolce Gusto con un 4% de descuento por ser miembro de Comunidad Schindler.

Café Americano

Este café tiene su origen en la II Guerra Mundial, cuando los italianos trataban de imitar el café que bebían los soldados que venían de Estados Unidos.

El café americano es quizá uno de los más sencillos de preparar, ya que simplemente es un café espresso al que se le añade una taza de agua caliente, perfecto para preparar en casa, ya que solo necesitas café molido, agua y azúcar (opcional, según tus gustos).

Café con leche

Este tipo de café es probablemente el más popular y más consumido en el mundo. Su elaboración es de las más sencillas, solo necesitas café y leche. Si pensabas que era lo mismo que el café latte, te equivocas. La diferencia principal entre el café con leche y el latte es la proporción de leche, ya que el café con leche suele serla misma cantidad de leche que café y el latte tiene 3 partes de leche y tiene una textura más cremosa, parecida a la del capuccino.

Café bombón

El origen de este tipo de café no está muy claro, pero se cree que el primero se preparó en España. Este delicioso café se prepara con leche condensada, que se sirve en primer lugar y luego se echa el café. De esta forma quedan dos capas de diferente textura, cuyos sabores se mezclan a la perfección.