Puede que en invierno el plan de salir fuera a jugar con tus hijos no sea el ideal. Sin embargo, quedarse en casa no tiene por qué ser sinónimo de aburrimiento, ya que hay muchas cosas divertidas que se pueden hacer un fin de semana, como por ejemplo, aprender a cocinar. Esto no solo mantendrá a tus hijos entretenidos, sino que puede hacer que aprendan a apreciar más la comida e incluso, que se animen a probar más alimentos.

A partir de los 3 ó 4 años la cocina se puede convertir en un lugar maravilloso en el que jugar con las texturas, los colores y los olores. Los niños desarrollan su creatividad a través del juego, a la vez que se divierten entre los fogones. Por eso, en este artículo te traemos las mejores recetas para niños para hacer en invierno. ¡Se sentirán auténticos chefs por un día!

Albóndigas de merluza

Esta receta es una buena forma de conseguir que tus hijos coman pescado sin dramas de por medio. Además, el pescado blanco es muy bueno para los niños, ya que se digiere fácilmente y tiene poca grasa y muchas proteínas y vitaminas. Si quieres saber cómo se preparan estas deliciosas albóndigas, sigue leyendo: Ingredientes para las albóndigas de pescadilla (para 4) ● Filetes de pescadilla (puede ser fresca o congelada): 4.

  • Huevos: 2.
  • Pepinillos en vinagre: 4.
  • Cucharada de alcaparras: 1.
  • Cebollino.
  • Harina.
  • Pan rallado.
  • Aceite de oliva.
  • Lata de pimientos del piquillo: 1.
  • Sal.

Elaboración

Lo primero que debes hacer es quitarle la piel al pescado, desmenuzarlo y tratar de quitarle todas las espinas. Una vez hecho esto, mételo en un cuenco y mézclalo con un huevo batido y sazónalo al gusto. A continuación, pica las alcaparras, los pepinillos y el cebollino, añádelo al bol y mézclalo todo bien. Después, pon un poco de harina en un vaso pequeño, añade una cucharada de la pasta que has hecho con el pescado y dale golpecitos para formar las bolitas (también puedes hacerlas con las manos si lo prefieres). Cuando estén listas todas las albóndigas, pásalas por un huevo batido y rebózalas en pan rallado.

Por último, fríe las albóndigas en aceite de oliva muy caliente (ten en cuenta que para que queden uniformes deben quedar totalmente cubiertas por el aceite). Cuando estén listas, deposítalas en un plato sobre papel de cocina absorbente para que pierdan el exceso de grasa y voilá.

Huevos con verdura y patatas

Se trata de una receta muy nutritiva y completa que puede servirse perfectamente como plato único y tiene muchas papeletas para convertirse en uno de los platos preferidos de tus hijos. Esto es lo que necesitarás para preparar una de las mejores recetas para niños de este invierno: Ingredientes

  • Patatas: 1 kilo.
  • Cebollas grandes: 2.
  • Dientes de ajo: 2.
  • Jamón picado: 150 gr.
  • Vino blanco.
  • Aceite de oliva.
  • Pastillas de caldo de verduras: 2.
  • Zanahorias: 5.
  • Puerros: 5.
  • Calabacines: 4.
  • Perejil.

Así se hacen los huevos con verduras y patatas

El primer paso es hervir las patatas con piel en agua con sal. Cuando estén bien blanditas sácalas de la olla y aplástalas con un tenedor. A continuación, cubre el fondo de una cazuela con aceite de oliva y sofríe una cebolla (picada muy fina), un poco de perejil y los dos dientes de ajo. Una vez se haya ablandado la cebolla, añade las patatas machacadas, el jamón picado, una pastilla de caldo de verdura y un vaso pequeño de vino blanco. Deja que se vaya cocinando todo a fuego medio hasta que se haga una especie de masa espesa.

Mientras tanto, en otra cazuela con aceite de oliva, rehoga la otra cebolla bien picada y añade las zanahorias, los calabacines (previamente pelados y cortados en cuadraditos) y los puerros cortados en aros. Agrega la otra pastilla de caldo de verdura y un chorrito de vino blanco y deja que se vaya haciendo a fuego lento hasta que las verduras estén al dente. A continuación, crea unas bolas con la masa de patatas y cuando las verduras estén listas, ponlas en el plato a modo de cama, las bolas de patata al lado con un poco de mayonesa y, por último fríe los huevos y colócalos encima de la cama de verduras.

Bizcocho de calabaza

Perfecto para los golosos que no comen verduras ni aunque los Reyes Magos les amenacen con traerles carbón para el resto de su vida. Si quieres añadirle un poco más de antioxidantes puedes echarle zanahoria también.

  • Lo que necesitas para hacer un bizcocho para 4
  • Calabaza: 150 gr.
  • Huevos: 2.
  • Harina: 125 gr.
  • Azúcar: 125 gr.
  • Aceite de oliva: 50 gr.
  • Sobre de levadura: ½.
  • Canela en polvo (opcional): ¼ de cucharada.

Cómo preparar el bizcocho de calabaza

Si tienes una calabaza entera, primero tendrás que pelarla, cortarla y limpiarla (aunque hoy en día puedes encontrarla ya cortada en cualquier supermercado). Una vez esté troceada, cuécela hasta que se deshaga. En un recipiente mezcla el aceite, la harina, el azúcar, la levadura, los huevos y la canela (si decides utilizarla). A continuación, unta un molde de horno con un poco de aceite y vierte la masa del bizcocho en el mismo. Pon el horno a 180º y deja que la masa se cocine durante media hora.

Estas son unas de las mejores recetas para niños que puedes preparar en invierno. ¿Cuáles son tus favoritas?