Lo sabemos. Es duro despedirse del melón, la sandía, las fresas, el tomate o el pepino. Pero lejos de empezar a añorar ya el gazpacho fresquito y las ensaladas de pasta, echa un vistazo al frente: desde lo lejos ya podemos empezar a vislumbrar las uvas, las setas, la calabaza, la granada y las castañas. Entendemos que la comida de verano es la más agradable y, puede que de las más ricas, pero aléjate de esos productos en el supermercado y escoge para tus recetas las frutas y verduras de la temporada. Los motivos: ahorrarás dinero y, además, comerás muy rico y saludable. Estas son las mejores frutas y verduras de Otoño.

       Setas

Níscalo, Seta de cardo, Amanita Cesárea, Trompeta amarilla, Boletus Edulis, Rebozuelo, Gurumelo,… Estas son algunas de las variedades de setas más comunes en nuestro país, dentro de los 38.000 tipos que existen alrededor del mundo. Formas de cocinar, también a raudales: salteadas, para enriquecer guisos, en revuelto con unos ajetes, en arroces y pastas… Además, son fuente de proteínas (ideales para veganos), vitaminas, mineras y alto contenido en fibra.

       Calabaza

Razones para tomar esta verdura: es útil para la próstata, la salud de los ojos y del corazón, además de ayudar a prevenir el cáncer. También reduce inflamaciones, evita el estreñimiento y es rica en vitamina C, vitamina B3, calcio y magnesio. ¿Cómo disfrutarla en tus platos? Anota estas ideas que te ofrecemos más allá de la clásica crema de calabaza, zanahoria, patata y puerro: chips de calabaza con hummus, calabazas rellenas de carne, tarta salada de calabaza y cebolla o musaka de calabaza.

       Uvas y granada

Son las frutas por excepción del otoño. Mientras que las uvas disminuyen la presión sanguínea, la granada es uno de los mejores antioxidantes que podemos encontrar en esta época del año. En la cocina, nos quedamos con lo clásico: añádelas a tus migas y también a tus ensaladas.

       Castañas

Las ciudades ya se están empezando a llenar de puestos de castañas asadas y de su característico olor. Este fruto del castaño es rico en hidratos de carbono, proteínas y fibra; y, en la cocina, pueden ser tus mejores amigas en los postres. Anímate con la tarta de chocolate y castañas de toda la vida, ¡y a triunfar!