¡Ya está aquí el verano! La época del año en la que más líquidos hemos de ingerir para poder soportar las altas temperaturas y evitar daños en nuestro organismo. Además, desde hace un tiempo hasta ahora se ha puesto de moda las bebidas détox; esos batidos que tienen infinidad de ingredientes que te ayudarán a cuidar la línea. Ya sean de apio y espinacas, naranja, zanahoria y piña…

Desde Comunidad Schindler te traemos cuatro bebidas refrescantes para disfrutar en verano sin preocuparte por los kilos. Estas bebidas te aportarán toda la energía, vitaminas y minerales que necesitas para combatir este calor tan sofocante.

Limonada

Una refrescante limonada es la bebida antioxidante y depurativa por excelencia. Se compone de agua y limón, aunque se puede añadir un poco de azúcar. Esta bebida ayuda a hidratarnos y, gracias a las propiedades que posee el limón, tenemos un gran aporte de vitamina C.

Gazpacho

Otra bebida veraniega por excelencia es el gazpacho. Es una receta adaptable a todos los gustos, ya que permite añadir o quitar ingredientes; con melón o sandía, con o sin pepino, o de remolacha y mango. El gazpacho aporta innumerables vitaminas a nuestro organismo, disminuye la presión arterial, retrasa el envejecimiento, ayuda a adelgazar y ¡prolonga el bronceado!

Té helado

También podemos beber té helado, una bebida refrescante que calma la sed y, al igual que el gazpacho, permite múltiples sabores y aromas. Se compone de tres ingredientes principales: agua, azúcar y té negro. Un pequeño truco para darle un toque ácido es añadir una rodaja de limón al servir.

Smoothie

Y por último, una bebida veraniega es un smoothie de piña y plátano. Este batido es muy sabroso y apropiado para cualquier hora del día. Gracias a su alto contenido en potasio y fibra, te aporta gran cantidad de energía.