Llega el verano y para muchos llega también un problema recurrente: ¿dónde dejar al perro en vacaciones? Ya existen muchos alojamientos donde se permite el acceso de huéspedes con sus mascotas, pero no todos los destinos son viables para viajar con perros. A veces, por el traslado en avión o porque el alojamiento no acepta mascotas se nos plantea la duda ¿qué hago con mi perro? Seguro que si tienes perro alguna vez te has hecho esta pregunta.

Recurre a los más cercanos: vecinos, familia, amigos

Aprovecha las ventajas de vivir en una comunidad de vecinos y pídele a un vecino que cuide de tu perro. Le puedes proponer cuidar del suyo cuando lo necesite. Ambos saldréis ganado.

Otra opción es recurrir a algún amigo o familiar. Si tienes suerte puede incluso que pueda instalarse en tu casa mientras estás fuera, lo que sería aún más cómodo para tu mascota.

Si eres de los afortunados que puede contar con alguien que pueda encargarse de tu perro como lo harías tú, es la mejor opción y la más económica. Pero recuerda que, aunque tu amigo o familiar no viaje, para él también es verano así que pregúntale sin miedo cuántas horas dejará a tu perro solo, cuántas veces lo sacará a dar paseos, y si está dispuesto, en la medida de lo posible, a que tu perro mantenga su rutina diaria.

Plataformas de economía colaborativa

La economía colaborativa ha llegado hasta el mundo de las mascotas, haciendo proliferar las plataformas de servicio de cuidado de perros. La idea es sencilla, poner en contacto a personas que necesiten un lugar dónde dejar al perro en vacaciones con personas que estén dispuestos a cuidarlos a cambio de una compensación económica. Hay varias plataformas llevan algunos años en marcha y cuentan con muchos usuarios en activo.

El funcionamiento es el mismo que en las webs para el intercambio de casas o servicios similares. La garantía de los cuidadores se basa en los comentarios y las puntuaciones de los usuarios de las plataformas. Los perfiles de los cuidadores van desde personas que disponen de casas con mucho espacio y han decidido aprovecharlo para sacar rendimiento con este negocio, a personas que se declaran amantes de los animales y además de la compensación que puedan tener, disfrutan cuidando de las mascotas.

Recurrir a estas plataformas para el cuidado de tu perro tiene varias ventajas sobre los alojamientos tradicionales:

  • Permite seleccionar el tipo de alojamiento del que dispone el cuidador, para que elijas si prefieres que tu perro puede esté en un piso cercano o prefieres dejarlo en una casa que disponga de terreno al aire libre.
  • Si tu perro no es muy sociablepuedes elegir un cuidador que no tenga más mascotas en su alojamiento.
  • Suelen ser muy fiables las recomendaciones y comentarios de otros usuarios sobre los cuidadores, lo que te dará cierta orientación sobre la fiabilidad del cuidador.
  • Si te quedas más tranquilo algunos cuidadores te ofrecen la opción de mandarte fotoso comentarte por mensaje como se encuentra tu perro durante la estancia.
  • Aunque sea un desconocido, que tu perro se quede con una persona a la que le gustan los animales en un lugar amigable le hará mucho más llevadero el tiempo que este allí.

Hoteles para perros

Aunque es una alternativa algo más cara, si se te ha echado el tiempo encima y aun no sabes dónde dejar al perro en vacaciones siempre podrás recurrir a los hoteles para perros. Allí cuidarán de tu mascota durante el tiempo que estés fuera. No hay mucha diferencia de los hoteles para personas y tendrán un gran jardín donde jugar, una piscina donde bañarse y hasta masajes si desean. Un placer para tu mascota que nunca olvidará.

Sea cual sea la opción final que elijas, debes asegurarte de dejar a tu perro en las mejores manos. Ten en cuenta algunos aspectos importantes:

  • Asegúrate de que tu perro va a estar acompañado, ya sea por personas o por otros perros. Los perros son una especie gregaria, son animales sociales, y el aislamiento va en detrimento de su bienestar.
  • En caso de dejarlo en una residencia canina asegúrate de que el personal está correctamente cualificado, es profesional y de confianza.Y estate muy atento a las condiciones higiénicas del centro. En el caso de los canguros particulares, lo mejor es tener referencias de algún conocido que ya haya probado a dejar allí a su perro.
  • Cuando dejes a tu perro en manos de su canguro o cuidador, entrega un listado con las indicaciones precisas que creas conveniente poner en conocimiento de esa persona. Tú eres quien mejor conoce a tu perro así que, si piensas que debes advertir sobre alguna cuestión comportamental o veterinaria, no dudes en hacerlo.

Ahora que te hemos dado algunas ideas sobre dónde dejar al perro en vacaciones, esperamos que disfrute de tus vacaciones con la tranquilidad de haber dejado a tu mascota en buenas manos.