El futuro en la construcción pasa por construir edificios sostenibles e inteligentes, que permitan ahorrar y a la vez no sea un impacto para el medio ambiente. Para el concepto de edificio inteligente, se espera que sus servicios gocen de una mayor conectividad y sean más seguros gracias a sistemas de automatización. Quizá esto esté lejos en lo que a viviendas se refiere, pero ya existen edificios de oficinas así. Estos son los 5 edificios más inteligentes del mundo.

The Edge (Ámsterdam)

Este edificio inteligente ha sido calificado como el más innovador y sostenible del mundo. Alberga las oficinas de Deloitte en Ámsterdam y tiene la calificación de Sobresaliente por el sello BREEAM, con una puntuación del 98,36%. El edificio dispone de una “app” propia que conecta los empleados con el edificio con una finalidad de sostenibilidad y bienestar. Es capaz de ajustar las necesidades de temperatura e iluminación de cada persona. Sus paneles solares de última generación generan más electricidad de la que necesita el edificio.

The Crystal (Londres)

Construido por Siemens, se ha convertido en todo un icono representativo en Londres. Este edificio inteligente consume un 46% gracias a su eficiencia energética y emite un 70% menos de CO2 que otros edificios de oficinas. Su factura anual de calefacción es 0, al ser solar y el agua de los inodoros es 100% reciclada, ya que recoge el agua de lluvia para mantener los baños y también el sistema de riego.

Siemens HQ (Masdar, Abu Dhabi)

Este edificio inteligente es la sede central de Siemens en Masdar y pretende ser la primera gran ciudad sostenible y autosuficiente del mundo, que espera abrir las puertas en 2020. Consigue un 63% de ahorro de energía y un 52% menos de agua que cualquier otro edificio de oficinas estándar de Abu Dhabi. La fachada fue diseñada para reducir la conductividad térmica. Posee un revestimiento de aluminio que minimiza el calor, y unas “aletas” maximizan la luz al moverse según la posición del sol.

Sede del Puerto de Portland (Oregón, EE.UU)

Se abrió en mayo de 2010, tras ser rediseñada por ZGF Architects para ser sostenible. Los materiales usados en el edificio son reciclados y pueden volver a ser reutilizados. La iluminación proviene de fuentes de energía eficientes y su sistema de calefacción y enfriamiento proviene de una fuente terrestre conectada por un circuito cerrado a 300 pies bajo el suelo. Posee un sistema de reciclaje de aguas residuales, para el baño y las torres de refrigeración.

Al Leadenhall (Londres)

Es uno de los más icónicos de la ciudad. Este edificio inteligente está cubierto con una triple capada de vidrio con persianas en su interior cuyos movimientos responden a la temperatura y dirección del sol. Posee 293 medidores de energía, un sistema de agua de bajo caudal, ascensores inteligentes y la ventilación cada siete pisos para que el aire circule libremente.