Halloween está a la vuelta de la esquina. ¿Quieres organizarles una fiesta divertida a tus hijos, pero no te quieres gastar una fortuna en ella? Estás en el sitio adecuado, en este artículo te traemos unas cuantas ideas para organizar una fiesta de Halloween de bajo presupuesto.

Sorprender a tus hijos con una fiesta infantil terroríficamente divertida en Halloween es más fácil y barato de lo que te imaginas. ¿Te atreves? 

Como mencionábamos antes, queremos ayudarte a organizar una fiesta de Halloween fantástica para tus hijos “sin morir en el intento”. Con estas ideas podrás darles a tus pequeños la tarde de diversión que se merecen:

  • Delimita el presupuesto. Antes de ponerte a pensar en otra cosa, tienes que evaluar el estado de tu economía doméstica y decidir cuánto dinero te quieres gastar para la fiesta de Halloween de tus hijos. Una vez hecho esto, puedes pasar a lo divertido.
  • Los disfraces y el maquillaje. Sin duda el atuendo es una de las cosas que más ilusión les suele hacer a los niños durante esta festividad. Si no tienes ideas, hay clásicos que nunca fallan como Frankenstein, fantasma, bruja, vampiro… Sin embargo, si este año te apetece innovar, puedes decantarte por los villanos de las películas favoritas de tus hijos. Para evitar pasarte de presupuesto, puedes hacerles los disfraces en casa utilizando materiales que tengas y ropa que ya no uses. En cuanto al maquillaje, procura que sea con base de agua y que no requiera alcohol o sustancias agresivas para retirarlo.
  • La decoración. Este punto es otro de los elementos más importantes, ya que es lo que le dará al evento ese toque terrorífico que necesita para ser una auténtica fiesta de Halloween. Por ello, no deben faltar las calabazas, las telarañas, los murciélagos… Puedes hacerlos en casa, pasando un rato divertido con tus hijos. Te recomendamos que lo guardes todo de un año para otro, ya que de esta forma podrás ahorrarte bastante dinero a la larga.
  • El otro elemento imprescindible para estas fiestas es la oscuridad, ojo, sin pasarse, que si los niños son muy pequeños pueden asustarse. Para darle un toque oscuro a la fiesta puedes cubrir algunas lámparas con telas o pañuelos oscuros que también tengas ya en casa y simplemente, dejar encendidas únicamente las luces necesarias.
  • La comida. Teniendo en cuenta que las celebraciones infantiles suelen ser a media tarde, lo más habitual y recomendable es servir alimentos económicamente sencillos pero ricos para los niños, típicos de la merienda como medias noches, sándwiches dulces y salados, mini bocadillos así como una tarta o bizcocho, para ganarte a los más golosos. ¡Usa tu creatividad! En internet hay infinidad de recetas para niños con temática de Halloween que harán que la fiesta sea recordada por todos.
  • Las invitaciones. Dependiendo del alcance de la fiesta y la confianza que tengas con los otros padres de los demás niños, en ocasiones puedes evitar el hacer invitaciones impresas, haciéndoselas llegar vía WhatsApp o digitalmente.
  • Actividades y juegos. Por último, pero no menos importante, es el momento de planear algunas actividades para asegurarte de que todo el mundo se divierte durante la fiesta. El proceso del maquillaje puede ser la primera actividad, en la que unos cuantos padres pinten a los niños en función del disfraz que lleven. Si quieres seguir la tradición al más puro estilo americano, unos cuantos adultos pueden acompañar a los niños a pedir caramelos por las casas del barrio. En caso de que haga demasiado frío para salir, siempre puedes recurrir a los juegos favoritos de tus hijos o algún concurso relacionado con decoración de Halloween.

Ya tienes todas las claves para organizar una fiesta de Halloween de lo más divertida sin invertir mucho dinero en ella, ¿te animarás?