¡En Comunidad Schindler damos la bienvenida a la primavera! La época de las flores, el buen tiempo y los paseos al aire libre. Este cambio de estación supone abandonar hábitos propios del invierno, como las sesiones interminables de peli y manta, para dar rienda suelta al color, la calidez y a las quedadas al sol con amigos. Pero, ¿tendrá esto algo que ver con el famoso dicho de “la primavera la sangre altera”? No lo pienses más y sigue leyendo.

Bienestar y motivación

El aumento de luz solar, el paso de temperaturas frías y húmedas a unas más suaves y cálidas y la variación constante del tiempo son solo algunos de los cambios que trae consigo la primavera. Con tanto movimiento es lógico que todas estas alteraciones afecten a nuestro cuerpo y mente, y es que experimentamos una revolución bioquímica en toda regla. Al incrementarse las horas de luz solar, aumentamos los niveles de oxicitina, de dopamina y de serotonina pero, ¿qué significa esto?

La oxicitina es una «hormona del amor» que se dispara en primavera relacionada directamente con patrones sexuales, la empatía, la confianza y la generosidad, influyendo además en la fertilidad. Por otro lado, la dopamina es un neurotransmisor especialmente importante para el sistema nervioso y la función motora de nuestro organismo. Por si todo esto fuera poco, le añadimos la serotonina, otro neurotransmisor que aumenta por la absorción de más vitamina D y ayuda aumentar nuestra autoestima y alegría.

Estos tres aspectos son clave para la obtención de bienestar y motivación, haciéndonos sentir más enérgicos y con ganas de disfrutar de nuevas aventuras además de, por qué no, encontrar el amor. Ahora ya sabes por qué la primavera la sangre altera, ¡disfrútala!