En septiembre de 1993 la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió celebrar cada 15 de mayo el Día Internacional de la Familia con el fin de recordar la importancia de ésta. La ONU reconoce el entorno familiar como un lugar privilegiado para la educación y donde encontramos la protección y seguridad. Al fin y al cabo los miembros de nuestra familia son las primeras personas que conocemos y las que nos acompañan durante los primero años de nuestra vida, una etapa que marcará nuestro futuro.

Padres, madres, hermanos, primos etc. el papel de las familias es fundamental en nuestras vidas así como en nuestro crecimiento y desarrollo personal. Aunque los vínculos familiares deberíamos celebrarlos todos los días, hoy tienes una cita obligatoria con tu familia, sin necesidad de que haya consanguinidad entre vosotros,  para celebrar este día como os merecéis.

Reflexionar sobre la importancia de tus familiares

Como en toda familia siempre existen rencillas, te proponemos que aproveches este día para reflexionar sobre la importancia que tus parientes tienen para ti, olvidando cualquier controversia que pueda existir entre vosotros. De esta manera, serás capaz de valorar todo lo que la gente de tu alrededor hace por ti y, como no, que ellos recuerden también lo que tú haces por ello.

Con este fin, os proponemos realizar hoy alguna actividad que os haga recordar viejas anécdotas o jugar a definiros con una virtud, para poner en valor las cualidades de cada miembro de la familia. También hoy es un buen día para sacar esos álbumes familiares que llevan tiempo metidos en un cajón y que, seguro, os sacarán más de una carcajada y os provocarán la típica nostalgia de tiempos pasados.

¿Todavía no sabes cómo vas a celebrar? Anímate con alguno de estos planes para disfrutar de este día como debe ser, rodeado de tus seres más cercanos y fomentando los lazos familiares.