Carnival Horizon’, el buque más moderno de la prestigiosa compañía Carnival Cruise Line ha contado con Schindler, la multinacional suiza de ascensores y escaleras mecánicas, para equipar el interior de su crucero con 33 ascensores y 4 escaleras mecánicas. La actualidad más tecnológica se demuestra con la instalación de 16 ascensores principales de pasajeros equipados con la tecnología PORT, la tecnología pionera de Schindler, que mejora la gestión del tráfico y permite un proceso de embarque y desembarque fluido y eficiente de hasta para 4.500 pasajeros.

De esta manera, la tecnología PORT de Schindler llega también a alta mar, en concreto a la línea de cruceros más importante del mundo, la Carnival Cruise Line. PORT es una tecnología altamente sofisticada de control de pasajeros y seguridad de acceso: los ascensores saben a dónde van los pasajeros antes de acceder a la cabina. Los usuarios seleccionan su destino desde un panel táctil en el vestíbulo y se dirigen al ascensor que este les indica para llevarles a su destino lo más rápido posible y eficientemente.

Ventajas de Schindler PORT

Schindler PORT permite un aumento en el control de la seguridad y de la gestión del tráfico del espacio. Y es que esta tecnología con sello Schindler identifica al usuario y sus patrones de traslado por los edificios y le propone la respuesta de desplazamiento más adecuada. El sistema reconoce las necesidades especiales y puede asignar un ascensor específico con mayor área de cabina y/o puertas más anchas. Schindler PORT “pregunta” al pasajero a dónde quiere ir y posteriormente le “dice” la manera más rápida y cómoda de hacerlo.

El resultado de aplicar esta tecnología es que se reducen las paradas y el tiempo de viaje y se consume menos energía. La tecnología PORT permite, además, un ahorro de tiempo de hasta un 40% durante el embarque y desembarque de pasajeros.

El ‘Carnival Horizon’ fue entregado recientemente desde el astillero Fincantieri, Italia, y está completando su primer trayecto transatlántico, ya que llegará a Nueva York el próximo 23 de mayo.

¡Bon voyage!