¡Lanzamos un concurso exclusivo para empleados de Schindler!

El próximo día 1 de mayo se celebra el Día del Trabajador, la conmemoración del movimiento obrero mundial.  En la actualidad es una jornada que ha ido perdiendo su carácter reivindicativo para convertirse más en un día festivo.

Desde la Comunidad Schindler queremos premiar a nuestros trabajadores y os animamos a participar en un concurso exclusivo con el que podreis conseguir 200€ en vuestra cuenta VIP de la Comunidad Schindler. ¿Quieres saber cómo participar?

Participa en el Concurso Día del Trabajador

Sabemos que eres un trabajador entregado y queremos premiar tu esfuerzo y dedicación lanzando el Día del Trabajador un concurso exclusivo.

Para participar simplemente tienes que animar a lo vecinos a que se den de alta y activen su cuenta en la Comunidad Schindler http://www.altacomunidadschindler.es/.

¿Cómo animar a los a darse de alta en la Comunidad Schindler? Muy fácil, sólo tienes que darles a conocer las ventajas exclusivas de la Comunidad Schindler: descuentos exclusivos para sus compras diarias en más de 300 marcas, acumulación de euros en su hucha virtual con las ofertas online, cupones móviles para disfrutar de descuentos en las tiendas más cercanas o un blog con novedades y actividades para ellos y para sus familias.

La Comunidad Schindler os está esperando a ti y a tus vecinos. Tienes de plazo para participar en el concurso hasta el 31 de mayo.

El empleado que consiga registrar más altas activas de vecinos en la web de la Comunidad Schindler durante este periodo, recibirá un incentivo de 200€ en su cuenta VIP de la Comunidad Schindler para empleados.

El día 31 de mayo daremos a conocer el nombre del ganador a través del correo electrónico.

¡Aprovecha y participa en este concurso exclusivo para empleados Schindler!

Origen del Día del Trabajador

La fecha del 1 de mayo se fijó durante el Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional celebrado en París en 1889 como tributo a los Mártires de Chicago, un grupo de obreros líderes sindicalistas de tendencia anarquista que movilizaron a los trabajadores para exigir la reducción de la jornada laboral a ocho horas.

En Estados Unidos, a finales del siglo XIX, las jornadas de trabajo se podían extender a 18 horas continuas, la empresa podía ser multada cuando se superaba este límite de horas sin causa justificada. Pero para los trabajadores estas extensas jornadas laborales eran injustas y solicitaron la reducción a una jornada de ocho horas, un tercio de las horas del día para poder contar con tiempo para el descanso, la familia, ocio y resto de quehaceres diarios. En el año 1886, los trabajadores amenazaron con iniciar una huelga si los patronos no accedían a la petición. Finalmente, la huelga se inició el día 1 de mayo.

En Chicago, una de las ciudades con mayor masa laboral del país y donde las condiciones de trabajo eran más precarias, la huelga se prolongó durante varios días, y se produjeron violentos enfrentamientos entre policía y manifestantes causando varios muertos y decenas de heridos. El 4 de mayo en la plaza Haymarket, la tensión alcanzó su punto máximo. Un artefacto explosivo estalló, se produjeron decenas de detenciones y heridos. Ocho de los detenidos fueron declarados culpables; cinco fueron a prisión y tres fueron condenados a pena de muerte. A ellos se los bautizó como los mártires de Chicago, por su sacrificio en la lucha por las reivindicaciones laborales del movimiento obrero, y a ellos está dedicado el día primero de mayo.

Finalmente, se logró que los sectores patronales accedieran a implementar la jornada laboral de ocho horas, que perdura hasta hoy en buena parte del mundo occidental.