Las rebajas de enero ya están aquí y a muchos les entran las ansias. Para evitar gastar sin control, te traemos unos cuantos consejos para que puedas sacarle partido a las rebajas para todos y especialmente con la ropa de niños.

Cómo aprovechar mejor las rebajas de ropa de niños

Para ayudarte a sacarle el máximo partido a las rebajas de enero este año hemos recopilado unos cuantos trucos que te serán muy interesantes:

  • Haz listas. Cuando compras para tus hijos, sobre todo en las rebajas, es fácil acabar cayendo en esas prendas que son monísimas pero que no se pondrán nunca (y el día que les obligues a llevarlas las destrozarán y lo sabes), lo que se traduce en que te habrás gastado el dinero para nada. Por ello, es conveniente que hagas una lista en la que incluyas únicamente aquellas piezas de ropa que sabes que tus hijos van a necesitar (es buen momento para sustituir aquellas prendas que se les hayan quedado pequeñas o hayan pasado a mejor vida).
  • Establece un presupuesto. Algo que suele ocurrir mucho durante las rebajas es que con la excusa de los precios bajos, acabamos gastando mucho dinero, lo cual anula un poco el objetivo mismo de las rebajas. Para evitar caer en esto, lo mejor es hacer números (no hay que olvidar que venimos de las Navidades), marcarte un presupuesto máximo y respetarlo.
  • Investiga y compara. Gracias a internet es mucho más sencillo buscar prendas similares y comparar precios. Además, es importante que empieces a echarles un vistazo antes de las rebajas, ya que hay tiendas que inflan los precios unas semanas antes y luego vuelven a fijarlos como estaban al principio (con lo cual no hacen rebajas reales).
  • Apuesta por la calidad. Es preferible aprovechar las rebajas para adquirir artículos de buena calidad, como calzado o abrigos, a mejor precio, los cuales durante el año son más caros. Tienes el resto del año para comprar calidades inferiore u otro tipo de marcas más económicas
  • Compra online. Si te agobian las aglomeraciones y las prisas, en la medida de lo posible es mejor hacer tus compras online, siempre y cuando tengas claras las tallas y las condiciones de envío, cambio y devolución de cada tienda.
  • Ojito con las condiciones de cambio y devoluciones. A más de uno y a más de dos les ha ocurrido eso de comprar algo, probárselo en casa y al tratar de devolverlo encontrarse con que en el establecimiento en cuestión no te hacen un reembolso, sino que te dan un vale para que cambies ese artículo por otro de la misma tienda. Para evitar sustos, asegúrate de consultar las condiciones de cambio y devolución de cada tienda antes de comprar. Suelen estar en la parte inferior de los sites.
  • Guarda los tickets o facturas como oro en paño. A estas alturas ya estamos todos escarmentados, pero tenemos que decirlo: si pierdes el ticket de compra más vale que lo que hayas adquirido les guste a tus hijos y les quede bien porque si no, no conseguirás cambiarlo ni devolverlo.
  • No te duermas en los laureles. Durante las rebajas el que no corre, vuela. Por lo que, aunque te decidas por hacer tus compras por internet, intenta hacerlo durante los primeros días, ya que si esperas mucho puede que se agoten los artículos que te interesan.

Si eres de los que prefiere hacer sus compras en persona, estos consejos son para ti:

  • Comodidad ante todo. Todos sabemos que las jornadas maratonianas de compras implican caminar mucho y pasar bastantes horas de pie (y si vas con tus hijos, añádele un extra de energía). Ya es bastante cansado como para ir con un calzado incómodo.
  • Paciencia. Las tiendas y centros comerciales bullen de actividad y la cantidad de gente que hay entrando y saliendo, haciendo cola para el probador o para pagar es importante. Además, estará todo desordenado, por lo que encontrar lo que buscas puede ser toda una Odisea.
  • Intenta ir pronto. Cuanto antes acudas a los establecimientos que sean de tu interés, más tiempo tendrás para ver lo que ofrece cada uno. Por otra parte, a primera hora, incluso a medio días, suele haber menos gente, por lo que siempre es más agradable.
  • Ve con alguien (además de los niños). Todo es más entretenido si vas acompañado y un par de manos extra nunca viene mal para ayudarte a cargar con las bolsas o a mantener a tus hijos bajo control.

Confiamos en que todos estos consejos te ayuden a sacarle el máximo partido a las rebajas, tanto si compras para ti como si tu intención es proveer a tus hijos de todo aquello que necesiten para el resto del invierno.

Además, queremos aprovechar esta oportunidad para recomendarte que le eches un vistazo a nuestra comunidad, ya que podrás acceder a innumerables descuentos en todo tipo de productos y servicios.