Se acerca el otoño y con él, lo que todos tememos, el cambio de armario. Es el momento de hacer purga y deshacernos de aquellas prendas que ya no sean de utilidad, poniendo así un poco de orden. Sin embargo, para algunos, decidir qué ropa tirar del armario es una tarea realmente complicada. Por ello, hemos elaborado una serie de consejos para ayudarte a tomar esa decisión.

Estos sencillos trucos que te proponemos te ayudarán a tener claro qué ropa tirar del armario y cómo hacer hueco para la llegada de la ¡nueva temporada de otoño!

Presta atención porque estos consejos te van a venir como anillo al dedo para decidir más fácilmente qué ropa tirar del armario y cómo hacer hueco para nuevas prendas:

  • Vacía y limpia el armario. Antes de empezar con la toma de decisiones es necesario que saques toda la ropa y aproveches para limpiar bien el armario. De esta manera lo tendrás en perfectas condiciones para cuando vuelvas a meter las prendas que sobrevivan a la purga.
  • Di adiós a todo lo que esté roto. Para calentar motores es mejor empezar por lo fácil y en este caso, lo más sencillo es seleccionar todas aquellas prendas que no estén en condiciones, es decir, que tengan rotos, manchas que no salen o estén desgastadas.
  • No necesitas tres toneladas de ropa para estar por casa. Selecciona aquello que te resulte más cómodo y se encuentre en mejor estado y deshazte del resto. Esto te ayudará a hacer algo de hueco para la ropa de otoño.
  • Pijamas. El criterio a seguir en esta categoría es el mismo que utilizamos para la ropa de estar por casa, lo que no te sirva, no te resulte cómodo o esté ya muy gastado no tiene sentido conservarlo porque no te lo vas a poner y estará cogiendo polvo en el cajón.
  • Ojo con lo que está pasado de moda. Sabemos que las modas vuelven pero aquellas prendas que ya no te gustan o no te sirven ocupan un espacio valioso en tu armario, por lo que puedes donar, regalar o, incluso vender, aquello que esté en buenas condiciones y tirar o dejar para trapos lo que no tenga solución.
  • Revisa los bolsos. Este tipo de accesorio es difícil de almacenar pues ocupa una gran cantidad de espacio en el armario. Por ello, es conveniente hacer inventario y deshacerse de aquellos que no usas desde hace mucho tiempo y que no crees que vayas a utilizar. Por supuesto, te recomendamos que uses el sentido común, si tienes un bolso de buena calidad que no usas siempre pero que es perfecto para ocasiones especiales, consérvalo.
  • No te olvides del joyero. No es una parte del armario en sí pero muchas veces tendemos a guardar pendientes desparejados o esa pulsera de hilo de colores que nos compramos hace tres años en un puesto de la playa que ha visto días mejores. Salvo aquellas piezas que realmente te pongas o tengan un significado especial para ti, el resto de las cosas deberías tirarlas o regalarlas, si están en buenas condiciones, claro.
  • Los calcetines desparejados y con agujeros. Lo primero de todo es deshacerte de los calcetines que estén rotos. Con respecto a los calcetines desparejados, si te hace gracia ir a lo Punky Brewster puedes crear nuevos pares de calcetines. Si no, puede ser el momento de decirles también adiós.
  • Usa el tiempo como baremo. Si hace más de un año que no te pones una prenda concreta, deshazte de ella porque lo más probable es que no vayas a echarla de menos. De nuevo, apelamos al sentido común, si sabes que vas a tener varios eventos en el futuro cercano, no te deshagas de aquellas prendas que puedas vestir para esas ocasiones.
  • Dile adiós a los zapatos que te hacen daño. Admitámoslo, para presumir no siempre hay que sufrir y si tienes unos zapatos que más que eso, parecen instrumentos de tortura china, sabes que no te los vas a poner nunca, así que ¿para qué conservarlos? Y si además están en buenas condiciones, puedes regalárselos a alguien o donarlos para gente que lo necesite.
  • Tira de Apps. Si necesitas un pequeño incentivo para ayudarte a tomar la decisión de deshacerte de algunas prendas que ya no te pongas pero que estén en buenas condiciones, debes saber que existen unas cuantas apps en las que puedes poner en venta la ropa y sacarte un dinerito extra que puedes meter en tus ahorros o destinar a las compras de la nueva temporada. También te invitamos a consultar los mercados de segunda mano de vuestras diferentes ciudades, donde también podrán vender esas prendas.

Después de leer todos estos trucos seguro que te resultará mucho más sencillo decidir qué ropa tirar del armario y qué conservar para la nueva temporada.