El mundo de la belleza es un lugar amplio y complicado que, desde la aparición de las redes sociales y más allá de limitarse a la Fashion Week, ha dado lugar a la creación de una especie de competición en la que las personas que participan, tratan de poner de moda las tendencias más raras y extravagantes imaginables. 

Extensiones en la nariz, joyas en los ojos…

La nueva tendencia de la que se ha hablado en muchos medios consiste en ponerte postizos como «extensiones» de los pelos de la nariz. No son pocas las blogueras e «influencers» que han querido poner en práctica este look.

El tema de las cejas ha acomplejado a millones de mujeres en el mundo. Muchas mujeres no se sienten a gusto con la forma o tamaño de sus cejas y por esta razón decidieron raparlas y tatuarlas permanentemente. Esta tendencia le ha permitido a las mujeres poder elegir cómo desean tener sus cejas. El problema es cuando eligen un diseño muy malo.

Esta otra tendencia se originó en Holanda y consiste en introducir en tus ojos, pequeños artículos de joyería como corazones, diamantes, etc. Estos están fabricados a base de metal y no dañan tus ojos. Aunque no lo creas, muchas personas alrededor del mundo decidieron incrustar joyería en sus ojos permanentemente.

Dicen que el hombre y el oso, cuanto más pelo más hermoso, pero esto va de teñirse el vello de las axilas de colores extravagantes. Esta moda es para hombres y mujeres y todos tienen la libertad de elegir qué color utilizar.

Los dentistas han perfeccionado sus técnicas para mejorar las sonrisas. La invención de los frenillos o “brackets” se creó para poder enderezar los dientes y crear hermosas sonrisas. Por eso es que esta tendencia es muy extraña, ya que consiste en separarse los dientes para tener un espacio entre ellos. Esta moda es peligrosa y dolorosa y requiere de intervención de un dentista para poder hacerlo.